Posted on Leave a comment

IMPORTANCIA DE TENER UN EMBUDO DE VENTAS

¿Tienes muchas visitas mensuales a tu sitio, pero no todas ellas se traduce en ventas?

¿Quieres que el usuario preste la máxima atención a tu empresa en cada etapa del proceso de decisión de compra?

¿Quieres saber perfectamente cómo puede aprovechar los distintos pasos que el consumidor da antes de comprar?

Si te encuentras en alguna de estas tres situaciones, lo que necesitas es un embudo de ventas. Y has llegado al lugar correcto.

Aquí te explicaremos qué es un embudo de ventas y por qué es tan importante para establecer tu estrategia de web marketing. De hecho, puedes ofrecer los mejores productos y servicios del mundo, pero si no puede integrarlos completamente en cada nivel del viaje del comprador, te será difícil traer a casa nuevos clientes y aumentar su volumen de negocios.

Es en este contexto que el embudo de ventas se convierte en el verdadero protagonista de tu negocio. Aquí te explicaremos qué es un embudo de ventas y cómo se establece. Empecemos.

¿Qué es un embudo de ventas?

El término embudo (traducido del inglés “funnel”), se utiliza ampliamente en marketing. Un embudo de ventas describe el camino que sigue el usuario de un sitio web, desde que es un simple visitante, hasta la tan anhelada y deseada conversión, requerida a través de la llamada a la acción.

El embudo de ventas es, por tanto, un tema trascendental, vital, para los directores de marketing digital, que deben ser capaces de generar estrategias para llevar a cabo el proceso de conversión correcto, esto es, para transformar el mayor número posible de visitantes en clientes potenciales cualificados y, posteriormente, en clientes reales para la empresa y, por último, en clientes leales.

Y es que la inmensa mayoría de los visitantes difícilmente concluyen una compra la primera vez que entran en un sitio de comercio electrónico: primero echarán un vistazo general, buscarán reseñas y comentarios en línea, y luego volverán a echar otro vistazo a los diversos contenidos, hasta la conclusión de la compra.

Se estima que de un número hipotético de mil visitantes diarios en un sitio, es prácticamente imposible que todos concluyan una acción de compra. De esta cantidad, por lo menos el diez por ciento (100 visitantes) deberían convertirse en clientes potenciales, en la medida que dejen sus datos al suscribirse al boletín de noticias o al descargar un libro electrónico.

Pero, sólo diez de mil (o el 1%) se convertirán en clientes que realicen la compra. Por eso se usa la metáfora del embudo para graficar este proceso: hablamos de embudo de venta o de conversión porque se parte de un número muy elevado arriba (lo ancho del embudo), va disminuyendo poco a poco, siguiendo la forma de un embudo, hasta llegar al pico, donde solo pasan unas gotas.

La importancia de tener un embudo de ventas

A menos que se trate de un comercio electrónico conocido internacionalmente, es poco probable que se logre una tasa de conversión mayor que la señalada; e incluso, ningún sitio está demasiado por encima del promedio, ni siquiera Amazon o E-bay. Aunque también pudieras estar por debajo; pero estamos seguros de que eso no es precisamente lo que tú quieres.

Es por esta razón que debes definir una estrategia de entrada, con la creación de contenidos útiles para ayudar a tus visitantes a concluir una acción de compra; esto es muy importante para implicarlos, para hacer que se generen clientes potenciales y para fidelizarlos, empujándolos a volver a su sitio con cierta frecuencia: primero como visitantes, luego como clientes potenciales y, por último, como clientes leales.

Para que el mayor número posible de visitantes se conviertan en clientes de su empresa, es necesario crear una estrategia de tráfico canalizado, es decir, encontrar el camino correcto para conseguir más conversiones. Algunos visitantes del sitio web hacen una compra o responden a un llamado a la acción al cabo de una semana de entrar en el embudo, otros pueden tardar más tiempo, hasta varios meses.

Sea como sea, se tarde más o menos, es obvia la importancia de que tengas un embudo de ventas: multiplicarás tu negocio y las ganancias. Si eso no sucede, todo tu esfuerzo, toda tu inversión en marketing, en redes, en mantener un blog y una página web, se irán por el caño.

Marketing y embudo de ventas

Como siempre, cuando se trata de la comercialización, es necesario establecer objetivos claros y utilizar todas las herramientas disponibles para medir los resultados obtenidos. De esta manera es posible entender si la estrategia aplicada es correcta y si hay algún margen de mejora.

Pero empecemos por lo primero: aumentar el número de visitantes; si tenemos menos de mil visitas y se cumple la estadística antes señalada, eso significará diez ventas. Pero si tenemos diez mil visitas, serán cien ventas. Ese el primer objetivo y la primera estrategia: cómo atraer más visitas a tu sitio.

Una vez logrado esto, el siguiente paso será crear interés en el producto/servicio; esto se puede hacer, por ejemplo, creando una página de destino, con la cual involucrar y envolver, utilizando las mejores técnicas de narración de historias y marketing persuasivo.

Desencadena la curiosidad y el deseo, con el estímulo a la acción de conversión, incrementando la prisa, siempre en función del agotamiento de las existencias: “si quieres obtener tu producto antes de… no te preocupes, hasta el día tal de tal mes puedes hacer el pedido; pero ten cuidado, hay una alta probabilidad de que se termine antes”.

Cuando se crea un sitio web, comercio electrónico o página de aterrizaje, en general, se tienen objetivos bien definidos y una estrategia de marketing ascendente. Lo primero que hay que hacer, una vez en línea, es estudiar la analítica para seguir las huellas de quienes visitan el sitio, leyendo los datos relacionados con las páginas visitadas y el tiempo de estancia.

La automatización de ciertos procesos cuando un visitante entra en el embudo de ventas es muy importante, porque permite llegar a la lealtad de contacto con relativamente poco esfuerzo. Por ejemplo, una vez en posesión del correo electrónico del potencial comprador, se puede proceder a enviar cupones, descuentos especiales o acceso a contenidos útiles, personalizando el mensaje según el punto del embudo donde se encuentre.

Ahora, ¿cómo saber si tu embudo de ventas funciona?

Simplemente analizando los datos disponibles en Google Analytics.

Lo primero que hay que hacer es fijar un objetivo y luego empezar a controlar el tiempo de conversión haciendo clic en Conversiones >Canales multicanal >Tiempo de conversión.

En esta última pantalla se mostrará el número de conversiones en un plazo determinado, el valor en dólares o euros y el número de días que tardaron los mismos contactos en realizar la acción final requerida.

Posted on Leave a comment

NO TODO SE TRATA DE VENDER

La frase que encabeza este artículo puede tener múltiples y diversas lecturas. Vista así, en abstracto, aparentemente se puede entender, si hablamos en un sentido general de nuestras vidas: no todo se puede comprar, no todo se puede vender; lo verdaderamente valioso no se vende ni se compra.

Pero si la contextualizamos, y decimos por ejemplo que la construcción de una marca no se hace únicamente con el propósito de vender, puede ser necesaria una aclaratoria.

Asimismo, si la llevamos a otras áreas del mundo de los negocios y decimos “en la relación con tus clientes no todo se trata de vender”, “en tu página web o en tus redes sociales no todo se trata de vender…”

Ya imaginamos que puede estar generándose un conflicto en tu mente; incluso te puedes haber cruzado de brazos, fruncido el entrecejo, como en señal de desacuerdo.

Pero, veamos qué queremos decir cuando afirmamos que en el mundo de los negocios no todo se trata de vender y, sin embargo, si nos olvidamos por un rato de tratar de vender y nos concentramos en otras cosas, veremos que ganaremos más, porque al final igual terminaremos vendiendo y obteniendo algo que vale mucho: fidelización.

¿Por qué no todo se trata de vender?

La Internet en general y, dentro de esta, las redes sociales, son antes que nada un espacio para interactuar. Que este entorno necesita dinero para mantenerse es perfectamente comprensible. Sin los beneficios que obtienen los gigantes de Internet, no nos permitirían hacer lo que hacemos todos los días al tomar el móvil o encender la computadora.

Tendríamos que pagar por ello. Así como también es obvio que las empresas y la gente en general están tratando de usar internet para sacar algo de ganancia; de hecho lo hacen.

Sin embargo, si rompemos los estereotipos y las ideas preconcebidas que tenemos, descubriremos algo muy importante y que a menudo se subestima: la mayoría de las marcas se hicieron famosas, importantes, notorias y conocidas, no porque quisieran dinero, sino porque querían mejorar la vida de la gente.

Un ejemplo claro de ello es Apple. No querían ganar más que Microsoft. Solo querían hacer cosas mejores, que cambiarán nuestras vidas.

Nike es otro caso. Su idea original estuvo ligada a diseñar productos (calzado) para ayudar a los deportistas a dar lo mejor de sí; incluso, más allá de esto, también los patrocinaban.

Uno de los primeros atletas que patrocinó Nike y para el cual se diseñó por primera vez un calzado a medida fue Steve Prefontaine, un gran corredor que lamentablemente murió antes de poder cristalizar su sueño. Nike quería acompañarlo. Y no para vender solamente.

Si no todo se trata de vender, ¿entonces de qué se trata?

Hay muchas otras cosas. Por ejemplo: ofrecer la mejor experiencia de compra; facilitar la búsqueda en la web, y convertir a la Internet en un espacio democrático, donde la gente puede expresarse; encontrar respuestas a sus preguntas y a sus múltiples necesidades como seres humanos. De eso se trata: somos personas, no solo somos clientes.

Queremos comprar cosas, pero también buscamos información, entretenimiento, saber que alguien allá fuera piensa igual que nosotros.

Es más fácil si comenzamos por tratar de conectar con el ser humano. La web es un entorno social, necesitamos trabajar para crear un sistema de relaciones, y este sistema es tu primer objetivo; si solo te planteas vender, seguramente irás rumbo al fracaso.

El sistema de relaciones ha crecido tanto como la competencia; así que entonces debes trazarnos otros objetivos porque, no todo se trata de vender. Generar contenido de valor, ese es tu primer objetivo.

Contenido de valor es lo que la gente quiere. Un ejemplo sencillo. Seguimos con los corredores, maratonistas; no solo piensan en comprar las últimas zapatillas de moda.

Si hablas de las grandes competencias, la historia del maratón, estilos de vida, técnicas, estiramientos, rutinas para fortalecer, planes de entrenamiento, la vida de los grandes corredores de fondo, esas historias que apasionan, de esfuerzos coronados, quién es Kipchoge, es mejor Bekele que Gebreselassie…

Ya no tendrás que vender zapatos. Cada vez que ese corredor quiera unas zapatillas, irá a ti. Has tocado su alma. No solo eso, has demostrado que sabes de lo que hablas. No eres un vulgar vendedor.

Olvídate de vender y comienza a vender

Todas las personas tienen una idea muy simplista de lo que significa tener un sitio web para vender productos en línea; todo el mundo piensa que sólo se trata de vender esos productos, crear la plataforma, subir los productos en el catálogo y listo: los clientes llegarían solos, usando un tren virtual.

Si este es tu punto de partida: ¡tienes un gran problema! Siempre existe esta idea malsana en la cabeza de los empresarios y, de los clientes, de que basta con abrir la persiana o el sitio para vender. Hace quince años quizás, pero hoy el nivel de competencia es altísimo.

La gente va buscando lo que quiere. Necesita justo eso. No que le ofrezcan algo más; por tanto, es mejor que sepas primero lo que quiere aquel. Esa es tu ocupación fundamental.

No debes convencer al cliente de comprar. Él está convencido. Tu tarea es saber qué. Conocerlo, llegar a él, ocuparte de él; entenderlo, pensar como él. Se supone que tú entiendes quién es tu cliente o tu buyer persona, cómo se mueve cuando compra productos como el tuyo y qué espera encontrar en una tienda en línea cuando busca el producto.

Claro, debes hallar la manera de llevarlo a tu mesa y que se siente. Por eso, generar tráfico hacia tu sitio también es importante. Pero, una vez que llegue el cliente a tu sitio, debe estar la mesa servida con lo que él quiere comer.

Debes ir un paso adelante. Es así como cuando tienes hambre (tu cliente tiene hambre de cosas) y estás pensando en unas patatas fritas; y al llegar a la casa te sientas en la mesa y ¡sorpresa, hay patatas fritas! Eso es justo lo que el cliente espera.

¿Cómo lo adivinaste?, podría preguntarse. No lo has adivinado.

Has dedicado tiempo y esfuerzo a conocerlo; pero recuerda, también tienes que aprender a hacer patatas fritas. Las mejores patatas fritas de la historia. Ahora vendrá todos los días a comer.

Posted on Leave a comment

5 estrategias para incrementar las ventas desde tu web

Muchas personas piensan que para tener un negocio online es suficiente con una página web.

Si eres una de esas personas, que ignoran la necesidad de mantener la acción e implementar estrategias para incrementar las ventas desde tu sitio web, entonces necesitas leer este artículo.

Un sitio web es un requisito indispensable para poder tener un negocio online, para conseguir más clientes para tu negocio, sin embargo, debes convertirlo en un mecanismo para la conversión de tus visitas.

Debes preocuparte por llevar tráfico a tu web, y para ello existen muchas estrategias de las que podré hablarte en otros posts.

Por ahora lo que me interesa es ayudarte a entender cómo puedes vender o generar ventas desde tu sitio web, ya que este debe ser el principal objetivo con tu sitio web.

Este es un sueño que tienen todos los que poseen una página web, lograr que las visitas que llegan se conviertan en clientes, que compren sus productos o servicios, que se fidelicen. Así que la gran pregunta es cómo lograrlo.

Lo que necesitas es optimizar el proceso de conversión, para que de esa manera puedas tener un sitio web ideal para captar clientes potenciales.

Así que te presentaré 5  estrategias para incrementar las ventas desde tu web, verás que son fáciles de implementar una vez que las conozcas.

Tal vez necesites apoyo en algunas áreas por parte de un experto de marketing, pero este conocimiento te permitirá tener una idea general de lo que se debe hacer.

Estrategia # 1: Apunta a un nicho específico en el mercado

La primera estrategia es concentrarte en un nicho de mercado, lo que equivale a un segmento dentro del mercado en el que te desempeñas.

Seguro que hay un mercado muy amplio al cual apuntar, sin embargo, no se trata de abarcar más, sino de ser específicos.

Por lo tanto, si quieres convertir a través de tu website, tienes que dirigir tus servicios o productos a un segmento especial del mercado, a ese nicho que encontrará tus servicios o productos irresistibles, porque está formado por clientes ideales para ti, que están en la búsqueda del servicio y beneficios que ofreces.

No cometas el error de dirigirte a todos.

Debes dirigirte a un público objetivo que hará el recorrido en tu sitio y disfrutará la experiencia como usuario, porque se acercará con cada paso a los resultados que está esperando encontrar.

Así que para para incrementar las ventas desde tu web, debes adaptar tu sitio hacia el nicho de mercado específico para el que están dirigidos tus servicios o productos, mientras más específico seas más conversiones tendrás.

Estrategia # 2: Incluye llamadas a la acción en tu sitio web

Las páginas que convierten son aquellas que expresan con claridad el contenido, con un lenguaje que puede ser entendido por los usuarios, y que, por lo tanto, les motiva a conocer más, a pedir información, a hacer clic en el botón de conversión.

Existen muchos sitios web que son profesionales, que cuentan con un buen diseño, ilustraciones, buenos textos, pero no convierten porque no ofrecen la facilidad para que usuario pueda solicitar la información o realizar la compra del servicio o producto.

Debes pensar en la comodidad del usuario, tu página web no debe ser un enigma, sino que debe ser clara y directa en su propósito de conversión.

Asegúrate de que las páginas comuniquen las intenciones de forma clara, para lograr la persuasión.

Para lograr este efecto necesitarás poner a disposición del usuario el número de teléfono de contacto, de manera que los clientes potenciales puedan comunicarse contigo.

También necesitarás publicar un título de ventas que sea convincente. Todas las páginas deben inspirar confianza y motivar a la conversión.

Así lograrás incrementar las ventas desde tu web, ten en cuenta utilizar llamadas a la acción que motiven.

Estrategia # 3: Pon a disposición de las visitas un formulario

Una de las frases más populares del marketing digital es “el dinero está en la lista”. Y esto es una gran realidad, porque lograr conversiones no significa únicamente que las visitas contraten tus servicios de inmediato o que compren tus productos a la primera visita a través de tu website.

También es una conversión cuando tus visitas se registran en tu red, cuando dejan sus datos en tu plataforma, ya que eso te permite establecer una relación a través de una secuencia de correos electrónicos.

El relacionamiento es una fase persuasiva e indispensable tanto para la conversión como para la fidelización.

Así que asegúrate de que tu website motive a las visitas a registrarse en un formulario que te permita acceder a sus datos, especialmente a su dirección de correo electrónico.

Si logras hacer esto podrás incrementar las ventas desde tu web, y podrás formar una buena comunidad, que estará expectante a tus lanzamientos de servicios.

Por lo tanto, asegúrate de obtener prospectos calificados a través de los formularios de tu página.

Estrategia # 4: Implementa la estrategia de las ventanas emergentes o pop-ups

Las ventanas emergentes o pop-ups son útiles para el objetivo de las conversiones.

Estas son una excelente forma porque permiten a los usuarios obtener en un instante una información impactante sobre la posibilidad de recibir más contenido, sirviendo así como un gancho para conversiones.

A través de las ventanas emergentes se le ofrece un mensaje claro y directo al usuario.

Estas ventanas se muestran frente a él a los pocos segundos de ingresar a la página, y le ofrecen un formulario en el que pueden dejar sus datos a cambio de un gancho, que podría ser una suscripción para recibir información frecuente, o podría ser un eBook, guía u otro infoproducto atractivo para tu público objetivo.

Las ventanas emergentes son imposibles de ignorar, por lo que se incrementa la posibilidad de conversiones.

Estrategia # 5: Permite que otros accedan a las valoraciones

La última estrategia para incrementar las ventas desde tu web es lo que se conoce como “casos de éxito”, o también valoraciones

Se trata de incluir en tu web una serie de reseñas de éxito de personas que han probado tus servicios o que han comprado tus productos. Puedes publicar la reseña o puedes colocar un testimonio de tus clientes.

Las personas se motivan a tomar acción cuando saben que otros lo han hecho y se han beneficiado.

Además, esta estrategia te motiva a ti mismo a obtener buenos comentarios por tus servicios y así seguir incorporando testimonios positivos en tu website.

Conclusión

La implementación de estas 5 estrategias para incrementar las ventas desde tu web te permitirá alcanzar más efectividad y conseguir clientes potenciales.

Es cierto que podría no resultar fácil, pero para ello te puedes apoyar en un experto en marketing digital, nosotros estamos dispuestos a ayudarte.

Posted on Leave a comment

DEFINE TU BUYER PERSONA

Qué es buyer persona

Para tener éxito en la venta, uno de los componentes clave es conocer a tu cliente o comprador típico, lo que se conoce como buyer persona. Es aconsejable que te hagas preguntas al respecto y, mucho más, que las anotes, de manera de que vayas labrando el perfil de tu buyer persona. ¿A quién van dirigidos tus productos? Si eres es un minorista y estás invirtiendo en la comercialización, puede ser muy útil para ti definir a tu buyer persona. Esta es la única manera de asegurar que tus campañas contengan un mensaje dirigido y lleguen a las personas adecuadas.

Pero ¿qué es exactamente buyer persona? Esencialmente, se trata de una persona ficticia que encarna a tus clientes ideales. Suele ser un arquetipo útil para que los profesionales del marketing conozcan y comprendan mejor el segmento principal de su clientela. Un comprador ideal hacia el cual tienden tus estrategias de ventas. Para que tengas éxito como vendedor, el conocimiento del público es esencial. Familiarizarse con tus compradores te permitirá potenciar el rendimiento de tu inversión, al aumentar la personalización de tus actividades de venta y comercialización.

Esto es muy claro, en la medida en que conoces a tu comprador, en esa medida tus estrategias se enfocan y son más certeras. Y el mejor medio para conocer a tus clientes es construir el perfil de buyer persona. Asimismo, esto a su vez será el medio ideal para conectar con ellos. Veamos cómo se hace esto, a la manera de una receta, con sus ingredientes y su proceso de preparación.

Identificar la información clave

El ingrediente básico que necesitamos para construir nuestro buyer persona es información; se necesita identificar información más específica para rastrear el perfil de cada persona compradora. Para ello, el equipo de Marketing debe ubicar informaciones, a partir de preguntas tales como:

  • Posición: ¿Dónde viven las personas que pertenecen al perfil de un determinado comprador?
  • Exclusión de la posición: ¿dónde NO viven los clientes que reflejan a un determinado comprador?
  • Edad: ¿cuál es su rango de edad?
  • Género: ¿cuál es su género?
  • Intereses: ¿En qué están interesados?
  • Nivel de educación: ¿cuál es su nivel de educación?
  • Puesto de trabajo: ¿En qué sector trabajan y qué puesto ocupan?
  • Nivel de ingresos: ¿cuál es su nivel de ingresos?
  • Estado sentimental: ¿cuál es su estado sentimental?
  • Idioma: ¿qué idiomas hablan?
  • Sitios web favoritos: ¿qué tipo de sitios web frecuentan?
  • Motivación de compra: ¿cuáles son sus razones para comprar su producto?
  • Preocupaciones de compra: ¿cuáles son sus preocupaciones al comprar su producto?

A medida que avances, puede que descubras que algunos de estos criterios no son relevantes para tu base de clientes; o a la inversa, puede que encuentres que hay otras preguntas más útiles que pueden hacerse para ayudar a definir a sus compradores típicos.

Cada negocio es único, así que asegúrate de proceder de la manera más apropiada para su tienda y más funcional para sus iniciativas de marketing. Por ejemplo, puede ser que descubrir por qué a algunas personas no les gusta tu producto o servicio, o por qué no lo recomendarían, te lleve a apreciar mejor las cosas.

Cómo recoger los datos de los clientes para construir tu buyer persona

Ahora que has determinado cuál es la información clave y necesaria para crear tu buyer persona, debe recopilar los datos de los clientes. Empieza con la información que ya tienes. ¿Tiene los datos que puede obtener de las cuentas de los clientes, la participación en concursos o la suscripción a boletines informativos? Entonces ayúdate con esta valiosa información para crear los arquetipos de sus compradores ideales.

Historial de cuentas y pedidos:

Si utiliza Shopify POS, puedes acceder a estos datos a través de los perfiles de los clientes. Recorrer los datos de los clientes y su historial de pedidos puede ser esclarecedor para crear buyer personas, así que tómate tu tiempo para revisar esta área. ¿Nunca has usado cuentas de clientes antes? Entonces considera usar esta importante herramienta en el futuro para guardar la información del cliente y llevar un registro de su historial de pedidos.

Entrevistas:

Para recopilar toda la demás información que necesitas, si es posible, debes seleccionar algunos clientes pasados, clientes leales y ex clientes para entrevistarlos. Podrías incentivar a los encuestados con un código de descuento o un concurso, si tienes dificultades para obtener su opinión. Mientras te dan algo de su tiempo, demuestra que aprecias su contribución con una tarjeta de regalo, una promoción o un descuento. Puede realizar estas entrevistas por teléfono, correo electrónico, desde tu sitio web a través de un formulario o en la tienda; cada método llegará a varios clientes actuales o potenciales; por lo tanto, no es una mala idea realizar entrevistas en diferentes medios. Si optas por un cuestionario en línea, puedes utilizar una herramienta como SurveyMonkey, que permite crear y distribuir preguntas y recopilar respuestas.

Informes de la audiencia

Además de examinar los datos de los clientes y realizar entrevistas, puedes utilizar otros métodos para recopilar datos de los compradores que visitan tu sitio de comercio electrónico. En particular, puedes usar los informes de audiencia de Shopify y Google Analytics. Además, si tiene canales dedicados a tu marca en los medios sociales, puedes utilizar las herramientas de métrica correspondientes para definir el grupo principal que interactúa con tus cuentas (por ejemplo, Facebook Insights, Twitter Analytics, etc.).

Definiendo a tu buyer persona

Ahora veremos ya tenemos los ingredientes para crear un buyer persona; esta herramienta tan esencial para ofertar tus productos y servicios. Para empezar definir a tu buyer persona, tienes que identificar los segmentos de consumidores que conforman tu clientela, con base en los datos de compra; en tal sentido, excluye a los mayoristas y compradores mayoristas, si los hay; luego, extrapola la información sobre los clientes finales: son los más útiles para desarrollar su persona compradora.

Ahora, echa un vistazo a tus productos e intenta definir quiénes son los compradores en su mayoría. ¿La mayoría de ellos compran para sí mismos? ¿O sus artículos se compran generalmente como regalos para otros? ¿Sus acciones se venden principalmente en ciertos días festivos? ¿Algunos artículos están destinados a segmentos de usuarios específicos, como podría ser el caso de los productos para bebés, artículos de maternidad o regalos de boda?

Una vez que toda esta información ha sido recogida, puedes componerla en un cuadro unificado, describiendo a tu cliente ideal. Lo ideal es que estas características que son abstractas puedan convertirse en algo concreto, una característica visible; es decir, además de saber cómo es, tienes que definir cómo se vería tu buyer persona. Porque desde el momento en que tienes a tu buyer persona, él o ella será la cara de tu empresa.

El período de creación o modelado de un buyer persona suele abracar de seis a ocho semanas. Trabajar en profundidad garantiza la creación de un modelo de comprador que cumpla con todas las características que trazamos idealmente, lo que da a tus campañas de marketing una base sólida y orientada al mercado.